MANIFIESTO


MANIFIESTO

EDUCACIÓN SIN RECORTES es una plataforma ciudadana que nace como espacio de debate plural y abierto ante la necesidad de una defensa de los pilares fundamentales de nuestro Estado social y democrático de Derecho tras los continuos ataques que se están dirigiendo a los servicios públicos españoles y, en concreto, a la Educación Pública española.

EDUCACIÓN SIN RECORTES pretende ser un punto de encuentro entre las numerosas plataformas, asociaciones y agrupaciones educativas, de origen sindical o ciudadano, que se encuentran diseminadas por las distintas comunidades y por la Red, con la finalidad de compartir información, coordinar acciones conjuntas y fortalecernos como colectivo a nivel nacional.

EDUCACIÓN SIN RECORTES hace un llamamiento urgente al compromiso y solidaridad de:

  • Docentes, actuales y futuros, que ven cada vez más reducidas las condiciones y posibilidades para ejercer su profesión;
  • Padres y madres, preocupados por la educación, el futuro de sus hijos y de las generaciones venideras;
  • Estudiantes, sin duda los más perjudicados, para que exijan una educación pública y gratuita a la que tienen derecho;
  • Todas las asociaciones ciudadanas, plataformas y agrupaciones educativas y colectivos profesionales relacionados con la educación. 
  • Toda la ciudadanía y la sociedad en general, desde la certeza de que una sociedad que recorta en educación abandona toda posibilidad de progreso y de futuro.

EDUCACIÓN SIN RECORTES defiende los valores que encarna la Escuela Pública de gratuidad, laicidad, democracia y universalidad, valores deseables en toda sociedad democrática, por los que la comunidad educativa ha trabajado desde hace décadas con esfuerzo y dedicación. Pese a que la Constitución española consagra la educación como un derecho fundamental, y obliga a los poderes públicos a su prestación como servicio público, en los últimos años ha surgido una campaña mediática de desprestigio contra ella, y un claro intento de estigmatizar al colectivo docente, apareciendo una corriente de opinión negativa basada en los ya manidos y consabidos clichés, con la finalidad de transmitir que la Educación Pública no funciona. Queda implícito que, ante este desprestigio y deterioro intencionado de la Escuela Pública, se incentiva la educación concertada y privada, colaborando con ello a crear una sociedad cada vez más clasista  y desigual y desvirtuando así el derecho constitucional a una educación universal y gratuita.

La situación se agrava con el anuncio por parte del Ministerio de Educación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, con un recorte del 22% de la inversión en Educación, acompañados de las siguientes medidas que, en opinión del ministro J.I. Wert, "no afectarán a la calidad educativa" y que, sin embargo, contravienen las recomendaciones que en esta materia ha realizado el Consejo de la Unión Europea, así como multitud de expertos y especialistas:

  1. Aumento de las ratios en las aulas en un 20%. De los actuales 25 para infantil y primaria y 30 para la ESO pasaríamos a 30 y 36 respectivamente
  2. Incremento de las horas lectivas de los docentes: un mínimo de 25 para infantil/primaria y de 20 para secundaria.
  3. Se suspende la obligatoriedad de ofertar todas las opciones de Bachillerato, acabando así con la opción de que los estudiantes elijan libremente sus itinerarios formativos al tener que conformarse con la oferta académica que la autoridad educativa estime conveniente. 
  4. Se anulan los complementos retributivos del profesorado con carácter coyuntural.
  5. Las bajas por enfermedad inferiores a 10 días lectivos deberán ser cubiertas con los propios recursos del centro y no por interinos.
  6. Se aplaza la implantación de Ciclos formativos de 2000 horas de duración.

Pero, ¿seguro que estas medidas y recortes no mermarán la calidad de nuestro sistema?

  • En primer lugar, suponen la mayor agresión a la Escuela Pública y su total desmantelamiento de facto.
  • Impiden la lucha contra el fracaso escolar: con aulas masificadas difícilmente habrá cabida para la atención personalizada, no pudiendo dedicar tiempo a las características individuales de un alumnado tan diverso como el nuestro.
  • Se destruirá empleo docente: la media de personal del sector público es del 10% de la población, mientras que en la UE15 es del 16%, lo cual nos alejará aún más de esos estándares europeos.
  • Se condena a generaciones enteras de estudiantes a una educación masificada y sin personal docente suficiente y a sufrir las consecuencias de recibir un servicio en las peores condiciones educativas de la historia de la democracia.

Estos recortes, que siguen los dictados de los mercados y de las élites financieras, desoyen las necesidades de la sociedad española, la condenan a la precariedad y merman cualquier posibilidad de desarrollo futuro. 

Por todo ello, desde la plataforma EDUCACIÓN SIN RECORTES expresamos nuestro más absoluto rechazo a estos recortes antisociales, antidemocráticos, injustos e insolidarios. Ante la actitud de un Gobierno que da la espalda a su Escuela Pública, manifestamos nuestro compromiso con la Educación como servicio público y nos mostramos como un colectivo fuerte, cohesionado, solidario, firme e inamovible en nuestras reivindicaciones:  

EXIGIMOS LA RECTIFICACIÓN DE LAS MEDIDAS ADOPTADAS,
Y UNA ESCUELA PÚBLICA DE TODOS Y PARA TODOS
POR NUESTRA DIGNIDAD
POR EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS
NO A LOS RECORTES EN EDUCACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada